Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital

Animación
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Animación y rigging de un personaje en After Effects

After Effects es una herramienta imprescindible en muchos estudios de animación gracias, en gran medida, a la posibilidad de añadirle plugins que multiplican sus posibilidades. Uno de los que se han vuelto esenciales en el trabajo diario de Jorge García de Diego, profesor de U-tad, es Duik, que permite riggear y animar personajes en tiempo récord. Nos habla en este artículo sobre animación y rigging de un personaje en After Effects. ¡Apunta!

Hace unos años me pidieron animar una serie 2D. Y no una serie cualquiera. Los Lunnis, la infancia de toda una generación, volvían con nuevas historias, y yo iba a encargarme de animar sus aventuras. «Pero si yo no se dibujar«, le dije a mi jefe. Por aquel entonces solo me dedicaba a hacer postproducción, composición y VFX. Después de más de 100 capítulos de Los Lunnis creo que ya puedo decir que soy animador (pero sigo sin saber dibujar).

Evidentemente la animación cut out no pretende sustituir a la animación 2D tradicional igual que el stop motion no sustituye al 3D. Cada técnica es independiente, y hay que saber valorar en qué momento queremos usar cada una de ellas. Ahora utilizo la técnica cut out siempre que tengo ocasión. Me divierte muchísimo. Es casi como un juego, y como la curva de aprendizaje es prácticamente inexistente. Con apenas unas semanas de práctica pasé de hacer ciclos de caminado sencillos a trabajar para Canal Historia o Barrio Sésamo.

DUIK es el software más completo y utilizado para la animación cut out digital. No solo tiene la capacidad de crear los rigs de los personajes, con las mismas capacidades que un programa de animación 3D, sino que además incluye una barbaridad de herramientas para automatizar la animación (ciclos de caminado, suavizado de claves, rebotes, expresiones…). Y es totalmente gratuito. Gracias a la cinemática inversa (IK) solo tenemos que preocuparnos de animar los manejadores, y Duik se encarga de calcular la posición y rotación de toda la cadena de articulaciones.

Lo único que necesitamos para riggear a nuestro personaje es tener separada cada parte del cuerpo en una capa diferente, como si fuera un muñeco recortable. Torso, cabeza, brazos, alas, colas, cuernos, melenas, orejas… Duik tiene un esqueleto distinto para cada tipo de criatura. Nosotros solo tendremos que enlazar cada uno de los huesos con su correspondiente parte del cuerpo y el programa hará su magia. En cuestión de minutos podemos tener a nuestro personaje riggeado caminando, corriendo o volando. Durante este proceso hay que prestar especial atención a los nombres y al orden de las capas. Es muy fácil confundir las extremidades izquierdas y derechas y acabar con una monstruosidad que camina con el pie cambiado.

Como la animación se aplica a los huesos es posible empezar el proceso de animación incluso antes de que se aprueben los diseños definitivos del personaje. Unos pocos clicks y… voilá. Mi personaje ahora es rubio y con gafas sin haber tenido que editar ni un solo keyframe.

 

Animación cut out digital

Otra de las ventajas es que podemos reutilizar una y otra vez la misma animación para distintos momentos de la historia o copiársela a varios personajes. Imagina que tienes que animar una carrera de obstáculos. Ocho corredores tienen que saltar diez vallas. Un animador tradicional tardaría varias semanas en animar frame a frame los 80 saltos, pero el cliente necesita el encargo para mañana. Que no cunda el pánico. Con este sistema solo necesitas animar el primer salto y duplicarlo 9 veces más. Cuando el primer corredor sea capaz de llegar hasta la meta podemos copiar y pegar la misma animación al resto de atletas y hacer pequeñas variaciones en cada uno para que no lleguen todos a la vez. Al final quien gana la medalla de oro eres tú por animar todo eso en tiempo récord. Sin embargo, no todo va a ser tan fantástico.

La animación cut out tiene sus limitaciones. La más evidente es que los personajes siempre estarán encorsetados en una pose concreta, como un muñeco recortable, así que en ocasiones hay que agudizar la creatividad y buscar la manera de expresar lo que queremos contar. Un ejemplo de esto es South Park, donde cada vez que un personaje se pone de lado se sustituye por otro modelo del mismo personaje visto desde otra perspectiva. Aquí es donde entra en juego Joysticks ‘n’ Sliders, otro de mis plugins preferidos. Haciendo honor a su nombre, sirve para crear joysticks y sliders y enlazarles todas las propiedades que necesitemos animar.

Por ejemplo, para los movimientos de una cabeza coloco la propia cabeza, las orejas, nariz, ojos y boca en la posición máxima que vayan a tener cuando mi personaje se gire a la derecha, y los enlazo a la posición del joystick correspondiente. Repito los mismos pasos hacia la izquierda, hacia arriba y hacia abajo y cuando todo está listo el joystick se encarga de interpolar cualquier posición. Después puedo crear un slider para los parpadeos y otro joystick para las poses de la boca. En cuestión de minutos puedo conseguir que mi personaje hable con total naturalidad.

 

Una de las primeras series que recuerdo haber visto animadas con esta técnica de cut out digital es Angela Anaconda, creada para Nickelodeon hace más de dos décadas. Y el trabajo que más me ha fascinado fue el largometraje argentino El Patalarga, nominado en 2020 por los Premios Quirino a mejor película de animación. Divertidísima, utiliza recortes de fotos reales para lograr un estilo único.

posiblemente muchos conozcáis en YouTube el canal divulgativo Kurzgesagt que habla de ciencia a través de la animación. En uno de sus vídeos desgrana el proceso de producción de sus capítulos y revela que utiliza After Effects y Duik.

 

Cada vez vemos más contenido que utiliza este tipo de animación cut out porque es rápida, barata y permite hacer cambios en la animación con relativa facilidad. Una sola persona puede llegar a animar fácilmente un minuto de contenido en una sola jornada de trabajo, algo impensable si lo comparamos con la animación tradicional. Por muy sencillo que sea el trabajo, usando herramientas como Duik y Joysticks ‘n’ Sliders con After Effects, siempre podemos ahorrar mucho tiempo automatizando una buena parte de los procesos habituales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn