Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital

La IA en la educación
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Inteligencia Artificial (IA) en la educación: ¿cada vez más presente?

La Inteligencia Artificial (IA) no es un campo novedoso, pero en los últimos años ha ido tomando cada vez más relevancia. ¿Qué papel juega en la educación? ¿Cómo será el futuro de la disciplina? Hoy resolveremos estas y otras muchas dudas de la mano de Guillermo Iglesias, profesor de Inteligencia Artificial en el Grado de Ingeniería del Software de U-tad. ¡No te lo pierdas!

¿Qué papel desempeña la inteligencia artificial en la educación?

La IA se relaciona con todo lo que tiene que ver con la tecnología. Concretamente, podría decirse que se ubica entre la informática y las matemáticas, ya que trata con grandes volúmenes de datos que luego hay que analizar. Por ello, está también especialmente unida a la estadística.

¿Qué beneficios tiene incluir el estudio de la inteligencia artificial en la educación?

La inteligencia artificial se puede aplicar a muchos ámbitos distintos, por lo que estudiarla ayuda a analizar y comprender grandes volúmenes de datos, conocer sus distribuciones… Estas son habilidades muy importantes hoy en día, necesarias para procesar la información de manera precisa. Así, se puede decir que la IA te ofrece las herramientas para poder realizar esto de forma correcta.

¿Cómo será el futuro de la IA en la educación?

La IA surgió alrededor de 1950 y tuvo un desarrollo importante durante las décadas de los 70 y los 80, pero más tarde perdió popularidad y dejó de investigarse y enseñarse. Sin embargo, el campo volvió a cobrar relevancia a partir del año 2010, y desde entonces no ha parado de crecer, especialmente debido a la demanda de este tipo de perfiles profesionales por parte de las empresas, que se han percatado del valor que generan para sus negocios. Y es que antes no existían perfiles propios de IA, sino personas formadas en otros ámbitos que a lo largo de su carrera laboral se terminaban especializando en esta área por diferentes motivos. Así, hasta hace poco solo se podían encontrar a matemáticos, físicos o estadísticos con conocimientos de IA, pero no perfiles específicos de esta disciplina.

Esta tendencia de las empresas a contratar perfiles de IA ha llevado a las universidades y el resto de centros de enseñanza a ofrecer este tipo de formación y en consecuencia, suplir la demanda del mercado laboral.

¿Se puede aprender sobre IA a edades tempranas?

La respuesta es sí, siempre y cuando se adapte. En niveles tempranos se deben impartir cuestiones básicas y sencillas, como la interpretación de datos, campo que por otra parte ya se viene enseñando en matemáticas. La clave, por tanto, estaría en orientarlo al paradigma actual, a la interpretación de datos a gran escala.

¿Qué salidas laborales tiene la IA?

Los perfiles formados en IA suelen trabajar como científicos de datos, estadísticos o en áreas propias de la inteligencia artificial, como el procesamiento de grandes cantidades de información, la elaboración de predicciones o la generación de datos nuevos. Este último campo se enmarca dentro de la conocida como IA generativa, y se realiza a través de modelos como Dall-E o ChatPGT.

Actualmente, también se están demandando perfiles más humanistas, ya que cada vez se necesitan más profesionales que conozcan y trasladen las implicaciones sociales y personales de nuestra interacción con las inteligencias artificiales.

¿Qué habilidades debe tener el profesional de la IA?

Lo más importante es contar con una buena base técnica. Existen muchos perfiles que trabajan en IA sin ser conscientes de cómo funciona por detrás. Utilizar todos estos sistemas sin tener conocimientos profundos supone un problema, ya que el sistema funcionará en algún momento, pero en cuanto falle el profesional desconocerá la razón. Por eso, es necesario que la persona sepa hacer las cosas siguiendo ciertos criterios.

Por otro lado, es esencial tener interés por la innovación y la experimentación, ya estos sistemas son bastante impredecibles. Asimismo, hace falta tener espíritu crítico y valentía para probar cosas nuevas, y es que con la IA tienes que estar siempre abierto a que surjan problemas y contratiempos.

Por último, es imprescindible saber trabajar en equipo, coordinarte con otras personas y estar abierto a conocer otras visiones y perspectivas.

 

¿Te gustaría convertirte en un profesional de la inteligencia artificial? Échale un vistazo a nuestro Grado en Ingeniería del Software.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn